Volver a:

Aplicaciones de la energia fotovoltaica

Inicio

 
Compartir
 
 
 
 

Regulador de carga fotovoltaica

 
 
 

El regulador de carga fotovoltaica es el dispositivo encargado de proteger la batería de los paneles solares frente a las sobrecargas y a las descargas profundas. Esto se logra a través del control constante sobre las baterías y la regulación de la intensidad de carga de las mismas de manera de así alargar su vida útil. Otra cualidad del regulador de carga fotovoltaica que podríamos situar más del lado cualitativo es que nos permite evaluar la calidad de la carga en cuestión. Pero, ¿cómo funciona un regulador de carga fotovoltaica actual? Por lo general los reguladores de hoy en día introducen microcontroladores para la correcta gestión de un sistema fotovoltaico. Su programación elaborada nos permite un control que es capaz de adaptarse a las diferentes situaciones de manera automática, dando lugares a las modificaciones manuales de sus parámetros de funcionamiento para instalaciones especiales.

Este nivel de flexibilidad es importante en un regulador de carga fotovoltaica debido a que no todas las instalaciones son iguales: existen diferencias sustanciales en relación a ellas y será importante poder tener una regulación que se adapte a las exigencias de cada instalación.

regulador-carga-fotovoltaicaEn un nivel más específico, existen incluso reguladores que memorizan datos que nos dan a conocer cual ha sido la evolución de la instalación durante un tiempo determinado. Para obtener estos datos se consideran muchos factores diferentes, como los valores de tensión, temperatura, intensidad de carga, y descarga y capacidad del acumulador. Dentro de los reguladores de carga también marcamos la división entre los lineales y los conmutados. Pero, ¿cómo funciona un regulador de carga fotovoltaica?.

Una de las funciones más importantes del mismo es la regulación de las baterías la cual se logra a través de tres operaciones: igualación, carga profunda y flotación. La igualación permite realizar de manera automática las cargas de igualación de los acumuladores tras un período de tiempo en el que el estado de carga ha sido bajo, reduciendo por oposición el máximo gaseo en el caso contrario. Tras la regulación la igualación el sistema de regulación permite la entrada de corriente de carga a los acumuladores sin interrupción hasta alcanzar el punto de tensión final de la carga. Alcanzando este punto, el sistema de regulación interrumpe la carga y el sistema de control pasa a la segunda fase que es la de flotación. Al alcanzarse la tensión final de carga , la batería estará alcanzando un nivel próximo al 90% de su capacidad y en la siguiente fase se completará la carga.

regulador-carga-fotovoltaica-preciosCon el fin de realizar la carga final del acumulador, el regulador de carga fotovoltaica establece una zona de actuación del sistema de regulación dentro de lo que se denomina “buena flotación dinámica”. La buena flotación dinámica es un rango de tensión cuyos valores mínimos y máximos se fijan entre la tensión final de carga y la tensión nominal. Cuando se alcanza el valor de voltaje de plena carga de la batería, el regulador de carga fotovoltaica inyecta una corriente pequeña con el fin de mantenerla a plena carga: esto quiere decir que inyecta la corriente de flotación. Esta corriente se encargará entonces de mantener la batería a plena carga y cuando la energía no se consuma se empleará en compensar la autodescarga de las baterías. Como vemos el proceso mediante el cual actúa un regulador de carga fotovoltaica no es para nada sencillo. Así como podemos ver complejidad a nivel del funcionamiento, en algunos casos podemos ver cifras realmente altas en relación a los precios de los mismos.

Por eso es importante averiguar de manera exhaustiva los diferentes marcas y modelos antes de comprar un regulador de carga fotovoltaica. Para aquellos que están un poco perdidos en relación a dónde conseguir este tipo de artefacto, lo mejor será asesorarse en los locales de paneles solares.

Muchas veces en estos lugares se trabajan estos productos, mientras que si aquí no se comercializan, igualmente los vendedores suelen poder recomendarnos proveedores y alternativas para conseguir esta parte tan importante del sistema fotovoltaico. Si realmente no prestamos atención a las baterías y no las cuidamos a través de un regulador de carga fotovoltaica las posibilidades de que estas se dañen en un período de tiempo medianamente corto desde su compra son realmente grandes. Por esta razón será importante poder contemplar esto en nuestro presupuesto para los paneles solares y también en el armado del sistema. La colocación del regulador también será fundamental para su funcionamiento. Una vez armado el sistema los técnicos por lo general realizan pruebas para verificar si los componentes del sistema de paneles solares están funcionando de manera correcta. Esto tendrá que ser verificado al momento de la instalación, debido a que si el regulador viene fallado será ese el momento para realizar el reclamo. Si dejamos pasar el tiempo correremos el riesgo de no poder obtener una solución satisfactoria por parte de la empresa vendedora.

 
 
(C) www.energiafotovoltaica.ws ~ No copiar ni reproducir sin permiso de los administradores ~ Email del Admin